15 nov. 2014

100 días sin ti.

Día uno

Siempre discutíamos, ¿recuerdas?, por cualquier tontería; 

pero eran esas discusiones que ocurrían y pensabas '¡Dios, cuánto le quiero!'
Esta vez fue diferente: la primera palabra ya olía a despedida.

Y aquí estoy, escribiéndote. Mi corazón me recomendó que lo hiciera cuando leyó tu último 'adiós'.


No lo leas nunca.



Aún tengo la esperanza de que esta noche me hables y hagamos como si nada,

como siempre.


Vuelve.





15 de noviembre de 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario