20 nov. 2014

100 días sin ti.

Día doce

Doce días llevo sin ti,  
y doce días quedan para verte.

No puedo saber si saldrá bien,
no quiero mirarte a los ojos y autodestruirme,
ni deslumbrarme con tu sonrisa mientras te escucho decir cosas que,
sinceramente,
nunca entiendo;
porque solo me centro en el sonido de tu voz.

Ojalá tu voz me acompañara a la cama,
y formara parte de mis sueños,
y de mi vida.

Ojalá tu voz me acariciara la espalda,
me susurrara 'te quiero',
y paseara por mi cuerpo,
como lo hace por ti: de la cabeza, al cuello,
y del cuello, a tu boca.

Ojalá.

Por pedir, que no quede ¿no?
Que no se vive de sueños, pero todos esperamos que el amor nos salve algún día,

y soñar contigo también es una forma de amar.

Aunque duela.



26 de noviembre de 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario