14 nov. 2014

Dudas

Siempre pienso en qué pondría en aquella carta que nunca llegó,
pienso en qué sentías cuando decías que me querías y cuando me animabas a un 'nosotros'.
Y después, justo después, pienso qué sentías cuando me decías que te daba exactamente igual que me fuera y me echabas de tu vida sin siquiera pestañear.

¿No te dolía, verdad?
Tranquilo, yo sufrí por los dos.

En momentos como este, en el que mi boli, mi boca y yo te volvemos a extrañar y ya no estás,
me entran las dudas...

Quizá todo fuera mentira.

¿Lo era?

No hay comentarios:

Publicar un comentario