14 nov. 2014

Historia de un autobús.

Autobús 51,
última parada: Sol.

Cada día el mismo sitio.
A la misma hora.
Cada día cien miradas.
Dos sonrisas.
Cada día la duda.
Cada día un nombre distinto,
y siempre los mismos ojos.

Ven, hazlo. Pídemelo.
Pídeme el número,
o la vida.
Pídeme lo que quieras,
aunque solo sea otro viaje en autobús.

Última parada: tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario