13 nov. 2014

Nunca nada.

No soy muy guapa, ni lista;
aunque me gusta leer y me encantan los espejos.
Son las dos cosas que mejor reflejan la verdad.

No me gusta bailar, beber, ni fumar para divertirme.
Mi mejor momento es este: un boli, un folio en blanco y tú.

No.
Tampoco soy segura.
Aún me tapo la boca al sonreír y me maquillo antes de salir a la calle.

No. No confío en el amor.
Cuando no lo tienes todo es oscuro y frío, pero cuando sí...
cuando sí, parece que jamás ha existido nada verdaderamente malo.
No es justo. No.

Nunca podré dejar de entregarme totalmente a las personas.
Aunque siempre se vayan.
Siempre.

Y no.
No quiero quedarme en casa y llorar.
No quiero pasar la vida lamentando mi dolor.
No quiero parecer la persona triste que realmente soy.
No quiero parecer débil.

No me lo permito.

Me levantaré,
seguiré maquillando mis miedos y mi inseguridad,
y lo haré rutina;
hasta que ser fuerte ya no sea un problema.

No espero que sea fácil, pero voy a intentarlo...

O no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario