13 nov. 2014

Tengo un secreto.

Tercero de ESO. Primer día de clase. Celia y María esperan a que sus amigos lleguen a la que será su futura clase. Raúl y Carlos entran y van directos a sus sitios. Los cuatro juntos. Suena el timbre. Tres minutos más tarde aparece una chica por la puerta. Se sonroja. Es la última. El profesor la presenta al resto y se sienta justo al lado de los chicos. Se llama Carlota.
Detrás del edificio, comparten pared y una bolsa de Lays, cada día durante el recreo. Los cinco se hacen muy amigos, inseparables.
Pasan los años. Llega el verano. En septiembre empezarán Bachillern y Celia se va. A Barcelona. Sus padres se han separado y él se siente muy solo allí. No volverá.
Tiene miedo de que la olviden. Siempre pasa. ¿Se acostumbraran a un futuro sin ella?
El día de antes le hacen una fiesta de despedida en su bar de siempre.
Cuatro de la mañana. Hora de volver. María y Raúl acompañan a Celia hasta su casa. Es la última vez que volverán a verse y Celia tiene un secreto. Tiene que hacerlo. Es su última oportunidad. Última mirada hacia atrás. Deja la puerta de su casa entreabierta y corre hacia ellos. Unos labios se juntan. Un amor escondido, sacado a la luz. Dos años de espera. De intriga. De secreto. Es un beso corto, pero intenso. No quiere forzarlo más. Y así, tras cumplir su sueño, se va. Para siempre. Dejando allí a Raúl y a su amor ya no tan secreto, María.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario