9 dic. 2014

Madrid y reflexiones varias, de un viaje necesario.

A veces encuentras tesoros en sitios recónditos, 
y otras, 
los tesoros se convierten en personas,

o en lugares.



























¿Sabes en cuántas fotos de desconocidos tenemos que salir?
Pues lo mismo con la vida.













Mañanas calientes,

de café frío,
de despedidas,
de autobuses,
de amor incondicional,
de abrazos,
de libros,
de futuro,
de nosotros,
de quererte.








Atrévete a vivir.
Con frío.
Con poco.
Contigo.































Párate a pensar un momento en todo lo que ha pasado desde hace diez años, hasta aquí. Solo diez años. Incluso quizá sean demasiados. Pongamos cinco.
¿Qué es lo mejor y lo peor que te ha pasado desde entonces?
Pensad. Cada uno tendrá su respuesta; la mía es esta: el amor.
El amor me ha dado, me ha quitado y me ha enseñado. No sabría que porcentaje es mayor, si el bueno o el malo. 
Mi pregunta es.... ¿Si una vez se perdió, hay que intentar recuperarlo? Y si eso fuera así... ¿creéis que hay personas que sepan querer a pesar de las cicatrices que deja el amor de los demás?







No hay comentarios:

Publicar un comentario