2 dic. 2014

Y con diciembre, llegaste tú.

El frío, diciembre y tú. 
Todo a la vez. 
No creo que haya regalo más bonito 
que tus ojos.
Ni forma más sencilla 
de apagar este frío, 
que tu risa. 
Ni manera más sensata de vivir, 
que tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario