7 feb. 2016

Prefiero olvidarte.

Recuérdame cuando te cruces por la calle con una chica morena
que aparenta tener la vida bajo control,
o cuando veas a una pareja de adolescentes felices,
que seguramente pienses que están condenados al fracaso,
solo porque tú llevaste tus relaciones al mismo.

Recuerda que te quise y que no volveré a hacerlo nunca.
Ya no sé querer.
Por ti y por todos tus compañeros.

Recuérdame cuando escuches mi canción favorita en la televisión,
o cuando haya un concierto y sepas que voy a estar ahí.
Ojalá te maten las ganas de ir a buscarme y te quedes siempre
con la duda de qué hubiera pasado al hacerlo.

Recuérdame cuando pases por el colegio,
por todos esos sitios en los que fuimos uno.

Recuerda que a pesar de todo,
intenté entenderte,
pero no quisiste.

Me echaste tan rápido de tu vida,
que aún me sigo preguntando el por qué.

Ojalá tengas la mala suerte, de no poder olvidarte del daño que me hiciste.

Te odio de la misma forma en la que te amé.
Profunda y eternamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario