29 abr. 2016

Reseña: Steelheart de Brandon Sanderson.

¡Holaaaaaaaaaaaaaaaaa!
Hoy os traigo la reseña (plagadita de spoilers, así que si no lo has leído aún, huye) del mejor libro del mundo mundial: Steelheart.



Steelheart

Sinopsis

Diez años atrás, Calamity irrumpió en la ciudad en la forma de una explosión en el cielo que otorgó a algunos seres poderes extraordinarios. A estos se los empezó a llamar Épicos, y pronto subyugaron a la población empleando sus increíbles poderes con el afán de gobernar la voluntad de los hombres y conquistar el mundo. Ahora, un tirano y furioso Épico llamado Steelheart se ha proclamado dueño y señor de la ciudad de Chicago Nova.
De él se dice que es invencible; ninguna bala puede hacerle daño, ninguna espada puede atravesar su piel, ningún fuego quemar su cuerpo. Nadie se atreve a desafiarlo… Nadie salvo los Reckoners, un grupo clandestino que no goza de poderes pero sí de una férrea disciplina, conseguida tras pasarse la vida estudiando el comportamiento de los Épicos con el objetivo de hallar sus puntos débiles y poder así exterminarlos.
El joven David Charleston se unirá a ellos con el fin de vengar la muerte de su padre a manos de Steelheart. Los Reckoners quieren venganza, y el chico tiene una cualidad que le distingue del resto: sabe que el Épico no es invencible. David es el único que ha visto sangrar a Steelheart.

Autor: Brandon Sanderson.
Título: Steelheart.
Saga:1 de 3 (Reckoners)
Precio: 9,95€
Horas de lectura: 15 horas aprox.Páginas: 416
Puntuación: 5 de 5
Editorial: Nova B.


Reseña

Definitivamente este libro sí que sí encabeza mi lista de favoritos.
Y porque no quiero desprenderme de Bajo la misma estrella, que sino...
Nunca me había leído ningún libro de fantasía, por lo que estaba un poco reacia a empezarlo y más viendo lo largo que era, pero lo hice ¡y menos mal!

Me enganchó desde la primera página. 

La forma en la que David cuenta de niño como estaba viviendo el ataque en el banco y la muerte de su padre me tuvo completamente absorta desde la primera palabra hasta la última.

A pesar de ser un libro bastante largo, es una lectura muy rápida ya que tiene tanta acción, que hasta que no acabas el capítulo no te quedas tranquilo, lo que se resume en un no poder parar de leer.
Aunque también he de decir, que la longitud de los capítulos me parece exageradamente larga. 

Algo que cabe destacar antes de meterme en profundidad con la historia, es el sentido del humor del autor representado sobre todo en David. Hay unas comparaciones y unas puyas muy muy graciosas, aunque si que es verdad que a veces, Cody y David se hacían un poco repetitivos.

Y ahora ya sí, la historia. 

Después de la aparición de Steelheart en la que se proclama dueño de Chicago Nova, toda la ciudad se llena de una especie de villanos con poderes que se llaman Épicos. Los Reckones viven por y para acabar con ellos.

Casi todo el libro se basa en la búsqueda de una solución para matar a Steelheart, aunque durante esta búsqueda hay varias luchas más para ir terminando poco a poco con el resto de Épicos.

Las mejores escenas sin duda:

Cuando David conoce a los Reckoners mientras éstos están a punto de coger a Fortuity, Knees disparando a diestro y siniestro para salvar a Megan, la persecución del coche fatalmente conducido por David... ¡Ahhh, qué tensión! 
Necesitaba que cogieran a Fortuity con urgencia.

PD: Sabía que lo del francotirador era mentira. Estaba súper claro, ¿no creéis?

Esa fue la primera situación de acción que me tuvo verdaderamente intrigada y con ansia.
Además, y no me preguntéis por qué, cuando los Reckoners recogen a David (es el Profesor el que dice que suba) me dio la sensación de que por algún casual de la vida, el Profesor iba a ser el padre de David. Ingenua de mí.

Otra de las escenas más buenas del libro ocurre en la guarida de Diamond, cuando están eligiendo las armas y aparece Nightwielder. ¡Vaya forma de improvisar, chico! ¡Qué crack! Aunque la verdad es que estaba cagada por si le descubrían. Todo lo que tiene de listo, lo tiene de torpe el pobre.

La siguiente, fue cuando descubren que el banco estaba intacto y entran a por la información. 
Y os preguntaréis: ¿ahí hay acción? Pues no, no mucha, pero sabía de sobra que el padre estaría ahí, igual que lo sabía David, el cual anda cauteloso por el banco hasta que lo descubre.
Pensaba que iba a ser más dramática esa escena, pero la verdad es que hasta el 80% del libro no he soltado ni una lágrima.

Y por último, antes de la gran pelea, la otra escena que creo que abarca casi toda la tercera parte del libro, es la del ataque a Deathpoint.
Sabía que tenía que pasar algo cuando David sube a la moto de Cody, para que acabara con Megan. Y yo creo que todo el mundo quería eso: Megan y David, juntos.
Cuando eso pasa y la situación ya se les ha ido a todos completamente de las manos, Megan y David huyen hacia el interior de un centro comercial que les guiaría supuestamente hasta los pasillos subterráneos.
Ahí, señores, llega el momento más doloroso de toda la historia: David rodeado, sin ninguna escapatoria y Megan tumbada en el suelo, inconsciente, medio muerta a causa de un accidente con la moto minutos antes. La tensión de saber que la lealtad a los Reckoners les va a impedir seguir con vida. La pistola apuntando a la cabeza de Megan, para segundos después acabar también con la vida de David, el cual termina confesando que está perdidamente enamorado de ella. Total, va a morir...
La relación de amor que nos hemos montado todos en nuestra cabeza, apunto de terminar de la forma más trágica posible...
¡PERO NO!
Llega el profesor, y les salva la vida (al menos a David, ya que Megan muere horas más tarde debido a las heridas que tenía).

David hundido en la mierda, yo llorando como una magdalena y todo continuando como si no hubiera pasado nada. Os juro que viví la muerte de Megan como la mayor derrota del libro. Más incluso que si no hubieran matado a Steelheart. ¿En serio? ¿De verdad acaba así? ¡Menuda mierda! Pero... ¡Sanderson! ¿En serio no va a volver a aparecer Megan? ¡Ya no leo más! ¿Me vas a dejar con una historia de amor a mitad? ¡TE ODIO! Que no, que no, que va a aparecer, ya verás.

Sabía que la irritante, adorable y volátil Megan (a partes iguales) tenía que volver a aparecer. Y no me equivocaba, pero ¿QUÉ?
¡Por qué juegas así con mis sentimientos Sandersoooooooooooooooooooooon!

Como todos sabéis, durante la lucha contra Steelheart en el estadio, Megan aparece de la forma más inesperada posible: es Firefight. ES UNA ÉPICA.

Ah, y el Profesor también, que no me lo esperaba tampoco, pero con el shock de lo de Megan ya no me quedaba tiempo para impresionarme por él.

Bua, os juro que me encantó el momento de descubrir que ambos eran Épicos, porque sí, fue un WTF enorme y yo me quedé en shock, pero me gustó muchísimo ver como se ataban todos los cabos: los cambios de humor, el ascensor, los tensores... ¡Qué pasada, os lo juro!

Y por último, descubrir el punto flaco de Steelheart: ser matado por alguien que no le tema. ¡Joder David, qué crack, te amo!
¿Pues no coge el tío y mete el bolígrafo detonador en la pistola para que así se mate él mismo ya que él es el único que no se teme? ¡JODER TÍO, MEJOR QUE MICHAEL SCOFIELD, TE MERECES UN MONUMENTO! Cuando pasa esto, la sonrisa de mi cara (sí, estaba deseando ver a Steelheart en trocitos) era proporcional al trauma que seguía (y sigo) teniendo por lo de Megan.

Por último, antes de escapar, Megan, a la que se le olvida casi todo lo vivido siempre que renace, descubre que David está enamorado de ella, entra en un ataque de histeria (que me parece normal, porque es obvio que se ha vuelto más humana en su última vida y necesita pensar las cosas) y se separan.

PEEEEEEEEEEEEERO, el segundo libro se llama FIREFIGHT y yo espero que no sea porque la tía se ha vuelto loca y les quiere matar a todos. 

Sanderson, te lo digo, como no haya UN BESO al menos entre Megan y David, iré a tu casa y te torturaré entre terrible sufrimiento, hasta entonces, que sepas que te amo por haber creado esta maravilla.

¿Es necesario repetir que mi nota ha sido un 5 sobre 5?

¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!

No hay comentarios:

Publicar un comentario