15 jun. 2016

T de tiempo, t de ti.

Solo hay una cosa en esta vida que puede hacernos realmente felices y matarnos a la vez: el tiempo.
El tiempo que me prometiste.
El tiempo que sé que tarde o temprano acabará.
El tiempo que no tendremos cuando me vaya.
Y también el tiempo que, hecho kilómetros, nos va a marcar y a condicionar toda la vida.
¿Por qué volviste y cuánto falta para que huyas de nuevo? ¿Algún día serás capaz de luchar contra el miedo que te provocan el pasado y el futuro, y permitirte sentir?
Tenemos esto: tú y yo, el presente. Y ya está. Y somos felices.
Y siento no ser la persona que a pesar de tener todo el tiempo del mundo no es capaz de dártelo.
Te irás, y lo único que quiero es que vuelvas. Como siempre. Como hasta ahora. Que vuelvas y te des cuenta de que nunca más querrás irte. Que vuelvas y sepas que esta vez, sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario