6 sept. 2016

Hoja en blanco.

Me ha costado bastante más que al resto, pero me da igual. Estoy aquí y estoy orgullosa de ello.
A ocho días de empezar de nuevo: Otra ciudad, otra casa, nuevos amigos, la Universidad, un trabajo... En definitiva: me encuentro a ocho días de crecer un poco más.

No me gusta decir que soy feliz. Todo aquel que haya sido feliz alguna vez sabe que en cuanto empiezas a regocijarte, la vida te da una hostia de las grandes. Simplemente diré que en estos últimos meses he cambiado: me he empezado a conocer a mí misma. Un nuevo estilo, nuevos amigos, otra forma de hacer las cosas, menos '¿por qué?' y más '¿y por qué no?', y sobretodo saber alejarme de las cosas - véase personas - tóxicas que había en mi vida (que no eran pocas). Y creedme, era un cambio necesario que definitivamente ha encarrilado un poquito más mi vida.

Así que sí, estoy impaciente. Ya sabéis eso que dicen de que cuando te das cuenta de que quieres empezar algo importante en tu vida, lo único que quieres es que tu vida empiece lo antes posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario