19 may. 2017

Días grises.

Hoy me he despertado
y hacía un día estupendo,
pero me sentía vacía,
sin ti.

Hoy, 
el sol no ha conseguido 
darle color
a este día gris.

Día gris,
a pesar de que contigo
todo es siempre
blanco o negro.

Día gris,
porque te tengo
a más de trescientos
kilómetros de distancia.

Día gris,
porque aunque estés conmigo,
te siento siempre
a mundos de aquí.

Hoy me he despertado,
he tocado el lado izquierdo de la cama
y no estabas tú.

Y me he puesto a soñar 
con las veces en las que
nada más abrir los ojos,
lo primero que veía
eras tú.

Y me he puesto a pensar,
en el poco tiempo que nos queda,
en todo lo que nunca te dije,
en todo lo que piensas,
en todo lo que dices.

En lo poco que me quieres,
y lo mucho que siento por ti.

Días grises,
porque me doy cuenta de que esto,
nunca fue lo que yo quise.

¿Luchar o dejarse ganar?

Yo ya me doy por perdida,
por conformarme con un amor,
que nunca será suficiente.

Porque ni siquiera,
en los días grises,
yo seré suficiente
para ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario