7 may. 2017

¿Y si la piedra soy yo?

Cuando te pasa algo reiteradas veces,
terminas por preguntarte si tendrás tú el problema. 

¿Y qué pasa con las piedras y los tropiezos hechos amor?

Sí, esas piedras hechas persona que te atacan por sorpresa,
desordenándote la vida,
te hacen perder los estribos, amar con locura y caer en picado.

Esa persona que te ha venido a la cabeza justo ahora,
al pensar en tu peor-mejor amor no correspondido.

¿Por qué siempre tendemos a pensar que él es la piedra
en la que nosotras tropezamos?

¿Y si fuera él, el que no lo demuestra,
pero siente mucho más de lo que cree,
y por eso siempre termina volviendo a tu vida?

¿Y si tú fueras su piedra?
¿Cambiarían algo las cosas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario