14 jun. 2017

¿El adiós definitivo?

De momento, este será el último texto que te escriba.
Y es que me voy, por fin, a la otra punta del mundo. A cumplir sueños, lograr metas y a descubrir lo que la vida tiene preparado para mí.

Hace cuatro meses, vivía tranquila y expectante, esperando que llegara la fecha. Pero no, decidiste volver a mi vida y ponerla del revés de nuevo. Y aquí estoy, despidiéndome otra vez de una de las mejores y más frustrantes historias que he vivido nunca.


La verdad es que me da miedo, porque siempre que nos hemos separado ha sido con enfados de por medio, y ahora no es así. Ahora es la vida lo que se entromete entre nosotros. Y me asusta pensar, que quizás sea esta la última vez que te vea, que te bese, que hagamos el amor o que andemos de la mano por las calles de Madrid.


Sí, volveré. Pero como ya me dijiste un día, la vida da muchas vueltas y no tengo ni idea de cómo seré, lo que pensaré o querré cuando vuelva de Estados Unidos. 

Así que voy a aprovechar, ahora ya que no queda más tiempo, a darte las gracias otra vez por nuestra historia. Llena de primeras veces, de risas, de lloros y de ganas. De cosas buenas y malas, pero siempre contigo.
Eres mi historia más especial, y por eso jamás podré olvidarla.

Pensando, he llegado a la conclusión, de que siempre he querido más contigo. Una "relación real". Y mientras tanto, no me he dado cuenta de que ya la estábamos teniendo.

La nuestra.
Que no tendría mucho de relación típica, pero oye, era nuestra historia. Y sobretodo, era real.

Yo creo que aquí acaba el nudo de la historia, ¿no?


Ya están todas las cartas puestas sobre la mesa y ya somos mayorcitos como para saber tomar o no la decisión correcta. Como para saber que arriesgarse siempre merece la pena.


Ahora solo falta el desenlace.


Espero que te vaya bien.

Te echaré de menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario