1 jun. 2017

Junio.

Mayo ha muerto
con mis ojalás,
tus manos,
y todos los besos que nunca te dí.

He decidido que,
los cambios no es que vengan
sino que hay que crearlos.
Y por eso tú, junio,
vas a ser el conmienzo del mío.

Hoy me prometo dejar de pensarte,
y acabar el mes curada de ti.
Hoy me prometo dejar de escribirte,
y que tu nombre desaparezca de mis letras.

Hoy,
prometo desaparecer.

Y reaparecer en mi vida,
como la chica que fui.
Como la chica que murió 
por seguir mendigándote amor.

Junio,
con tus soles,
tus mares
y tus 'todo es posible en verano'.

Confío en ti
para recordar
lo que era ser feliz.

Confío en ti,
para disfrutar los últimos
cuarenta días
en lo que llaman 'mi' país.

Y sobretodo,
confío en ti,
para ayudarme a recordar quién era
y no volver a olvidarlo jamás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario